Animal, un ‘loco’ de la escalada que dejó la ciudad para escalar en Riglos