Alba, la joven que acaricia las gallinas: “Jesús, dale caña al helicóptero que me viene la vomitona”