Jesús Calleja, salvado 'in extremis' por unos arbustos de caer con el coche por un acantilado