'TEM' ha hablado con los menores que están en Ceuta y todos coinciden en una cosa: la policía marroquí les abrió la verja