‘Todo es mentira’ explica en qué consiste el estado de alarma: “No es una suspensión de derechos”