Sánchez Gordillo, el polémico alcalde de Marinaleda que amenaza con enviar “a las tinieblas” a todos aquellos que no le hayan votado