Risto regresa desde un plasma y más realista que nunca: “Estamos en la mie***”