La gran reprimenda de Letizia a su escolta por no avisarla de un escalón: “Casi me mato”