Graciano Palomo, sobre Pedro Arriola: “Tenía muchos enemigos porque era el que susurraba en el oído del César”