Los nuevos ministros ‘recogen cable’ y borran algunas de sus antiguas publicaciones