Miguel Lago protagoniza un peor izado de bandera que el de Sevilla: lo hace al revés