El juego de beber de ‘Todo es mentira’: “Cada vez que alguien de Vox suelte un comentario de ultraderecha, chupito”