La Generalitat ve un posible delito de odio en el juego ‘Que no se te caiga el jabón’