Espinosa de los Monteros es el único del Congreso que no ha declarado sus bienes