Momentos de tensión absoluta: 'Todo es mentira' vive una carga policial en directo