Barcelona se blinda como nunca para la llegada de la Familia Real: los Mossos d'Esquadra preparan un despliegue sin precedentes