El aviso del arqueólogo Eudald Carbonell: “Seguramente los neandertales eran menos imbéciles que nosotros”