El aeropuerto de 'El Prat' y la estación de Barcelona Sants, las zonas calientes de las protestas por la sentencia del procés