El cara a cara más sincero y emocionante de Ruth con su madre: “Gracias por tener el valor de darme la vida”