Russian Red cuelga el cartel de 'no hay entradas' en Estados Unidos, Reino Unido y México