Calleja entiende la complicada teoría del multiverso gracias a Boixo: “Si yo me muero aquí hay otro universo en el que sigo vivo”