Jesús Calleja habla con el guardia civil que descubrió la cueva en la que se refugió Segundo Bores