Las primeras investigaciones apuntan a que la muerte de Paz Fernández fue violenta