Llega el frío ártico a la península