Muere el niño de 7 años por el que un pueblo de Canadá adelantó la Navidad