Cuando tu mascota es una llama y tienes que coger un taxi en Cuzco (Perú)