Berlín acoge la mayor manifestación de los últimos años contra el racismo y la xenofobia