"No confundas amor con abuso": cómo una historia de amor se convierte en una pesadilla