Buscaba un pokémon y encontró un cadáver