Nike mete el dedo en el ojo a Trump y las redes estallan