La soledad de un guardia nocturno, en el anuncio de la Lotería de Navidad