El presunto asesino muere en el hospital tras pegarse un tiro en la cabeza