Seguidores de Bolsonaro celebran una vigilia en Sao Paulo para pedir por su recuperación