Dos adolescentes, a puñetazos, sin que nadie haga nada