La NASA halla un curioso trozo de hielo perfectamente rectangular cerca de la Antártida