400 bomberos trabajan sin descanso en el puente derrumbado de Génova