Dos adolescentes mueren por sobredosis tras comprar una droga sintética por Internet