El Gobierno italiano anuncia una multa de 150 millones a los responsables de la tragedia de Morandi