Kim Jong-un en Singapur: ha nacido una estrella