Sánchez y Merkel: sintonía en Doñana