400 policías y 200 guardias civiles listos para plantar cara a los CDR el 21-D