Entra en vigor el decreto del Gobierno que obliga al banco a pagar el impuesto de las hipotecas