Logran evitar la quimioterapia a las mujeres con cáncer de mama con tan sólo una prueba