Cacerolada contra la presencia del Rey en Barcelona