Puigdemont que huyó del banquillo dice ahora que en él se sientan 2,3 millones de personas