Las víctimas quieren ser las protagonistas cuando se cumple un año del 17-A