Sin fisuras pero con polémica en los preparativos de los actos de homenaje contra el terrorismo en Barcelona