Los servicios de inteligencia españoles alertaron a la Policía alemana de la presencia de Puigdemont