La acción de los CDR, en el punto de mira