PP y PSOE defienden a sus candidatos pese a los resultados decepcionantes